Aylan

Una horrible foto ha sacudido nuestras aletargadas conciencias sobre los problemas a los que se enfrentan millones de personas en nuestro planeta. Lo curioso (o lamentable) es que el debate ha girado más en torno a la necesidad o no de publicar la foto, y no tanto de poner fin a los factores que han resultado en dicha escena.

¿Qué es el Periodismo? ¿En qué consiste? En la Facultad nos dicen que es “contar la verdad”. A veces, “narrar lo que sucede”. Otras veces, que es “mostrar al mundo lo que está oculto”. Incluso “informar, formar y entretener.

No sabemos qué es exactamente “la verdad” (si hay una o varias). Tampoco sabemos exactamente qué es “lo que sucede” (¿Dónde? ¿Cuándo? ¿A quién?). Y parece evidente que no tenemos ni idea de “lo que está oculto”. La RAE nos ayuda aún menos, al decir de “Periodismo” que es la “captación y tratamiento, escrito, oral, visual o gráfico, de la información en cualquiera de sus formas y variedades“. Tal vez lo único claro es que, ciertamente, entretiene mientras vas en autobús, estás en una sala de espera o tus amigos hablan por WhatsApp con terceros pese a tenerte delante y haber quedado contigo.

¿Qué es la información?

Ni soy filósofo para escribir aquí una parrafada de divagaciones sobre qué es la verdad, el periodismo o la información, ni pretendo serlo. Tampoco soy miembro de ningún comité de ética periodística, y, aunque me pese, tampoco lo soy de ningún consejo de redacción. Sólo soy un periodista. Sólo soy un ciudadano.

Como periodista, pienso que la foto de Aylan, con todo el dolor que derrama, debe ser publicada, y felicito a los medios que, con valentía, decidieron ponerla incluso en su portada, aunque ello les llevase a alargar las reuniones del consejo editorial más de lo necesario (e incluso decidieran hacerlas públicas).

Como ciudadano, pienso que la foto de Aylan, con todo el dolor que derrama, debe ser publicada.

Si la función del periodismo y del periodista es contar la verdad, lo que sucede o lo oculto, la foto de Aylan es puro periodismo: cuenta una terrible verdad a la que se enfrentan millones de sirios que huyen desesperadamente de una guerra enquistada que no parece tener fin (ni intenciones internacionales de que así sea), cuenta lo que sucede en la puerta de nuestra casa, a la que intentan llegar personas con un estatus especialmente reconocido por las Naciones Unidas, el de refugiados, y cuenta lo oculto, lo que sabemos de oídas, lo que “me parece que lo he leído en el periódico” y lo que “he visto en Twitter” o “comentaban esta mañana en el trabajo”.

La realidad hay que afrontarla, no colorearla. La verdad no se puede pixelar. Aylan murió junto a su madre, su hermano y una decena de personas más tratando de huir de la guerra y llegar a Europa, nuestra casa. Aylan murió sin culpa por la avaricia sin escrúpulos de traficantes de personas. Aylan murió sin saber qué o quién es un terrorista. Aylan murió sin saber para qué sirve una guerra (en esto nos identificamos con él, pues moriremos con la misma pregunta rondando nuestra mente). Aylan murió en el mar que se ha tragado a varios millares de personas en los últimos años huyendo de situaciones perfectamente evitables: guerra y hambre.

Un periódico no debe convertirse en un reducto de buen rollo. Un periódico no es la revista ¡Hola!, no es El Jueves y no es Quo. Eso es entretener.

Un periódico es el encargado de publicar la verdad, lo que sucede y lo oculto. Informar y formar. 

La foto de Aylan es la verdad, es lo que sucede y es lo que estaba oculto. Una vez vista esa horrible foto, un ciudadano como yo, como tú, conocerá la verdad, lo que sucede y lo oculto. Y es entonces cuando el periódico habrá cumplido con su objetivo: informar y formar. Informar para decirme qué sucede, y formar para despertar en mi conciencia la necesidad de hacer algo, por pequeño que sea, para ayudar a ciudadanos como yo que un día tenían una vida y al día siguiente yacían en una playa sin vida.

Periodismo no es sólo entretener.

Si no te gusta la realidad, ayuda a cambiarla.
Especialista en Comunicación Digital, Diseño Web y Social Media. Periodista. Emprendedor digital. Llevo 15 de mis 27 años en Internet.

Recibe contenidos exclusivos para suscriptores

Suscríbete y recibe mis artículos semanales y contenido exclusivo para suscriptores. Y llévate de regalo mi eBook "Las 100 claves para escribir en Internet".

Recibe contenidos exclusivos para suscriptores

Suscríbete y recibe mis artículos semanales y contenido exclusivo para suscriptores. Y llévate de regalo mi eBook "Las 100 claves para escribir en Internet".

¿Quieres triunfar escribiendo en Internet?

Suscríbete y recibe mis artículos semanales y contenido exclusivo para suscriptores. Y llévate de regalo mi eBook "Las 100 claves para escribir en Internet".