¿Qué salidas tiene Periodismo?

Si estás pensando en estudiar periodismo, tal vez te preguntes qué salidas tiene la carrera. Hoy quiero contarte un poco más para que termines por decidirte a estudiarlo… o no.

Periodismo es una carrera con muchas salidas por la versatilidad de sus graduados. Sin embargo, en países como España no es fácil encontrar trabajo de periodista por una sencilla razón: hay muchos periodistas y pocos puestos de trabajo en conjunto. O dicho de otra manera: hay muchos más periodistas que puestos de trabajo, a lo que se suma que el número de puestos de trabajo ha decrecido considerablemente durante la crisis económica y seguirá haciéndolo durante los próximos años por la crisis interna de los medios, nacida a causa de la transformación digital y de la dificultad para rentabilizar los medios en la era de Internet.

Dicho esto, vamos a ver qué salidas tiene periodismo:

1. Medios de comunicación

Es obvio, ¿no? Si estudias periodismo, podrás trabajar en un medio de comunicación. Hay muchas opciones: periódicos, revistas, televisión, radio, webs… Un medio de comunicación recopila hechos, los transforma en noticias y las publica o difunde a un público que las recibe. Como periodista, tu labor en un medio puede ser variada: puedes cubrir eventos (asistir a ruedas de prensa, visitar ferias y congresos, acudir a presentaciones de productos, realizar entrevistas, presentarte en el lugar en el que hayan sucedido determinados acontecimientos, etc.), puedes servir de apoyo en la redacción (lo lógico es que todo periodista pise la calle, pero en ocasiones tu trabajo consistirá en escribir desde la redacción, probablemente apoyando a quien sale; también puedes terminar en departamentos como documentación – aunque existen profesionales que se forman para ello -, montaje o procesamiento de imágenes, temas relacionados con Internet – diseño web, gestión de redes sociales, moderación de comunidades, etc.) o puedes realizar otro tipo de tareas que tal vez no tengan mucha relación a corto plazo con lo que todos tenemos en mente cuando hablamos de “trabajo de periodista” (papeleo, por ejemplo).

2. Agencias de información

Son las grandes desconocidas de la profesión, pero en ellas está la base de muchas de las noticias que leemos o vemos cada día. La agencia cubre infinidad de actos y eventos cada día y después vende los contenidos que produce (vídeos, texto, fotografías, infografías…) a los medios de comunicación, que o bien publican de forma íntegra ese contenido o bien lo utilizan como base para crear sus propias piezas. Los periodistas de agencia hacen el mismo trabajo que un periodista de un medio, pero la diferencia es que ni opinan en sus contenidos ni los firman. Por eso parece que no hacen nada… pero en realidad están todo el día cubriendo eventos y creando noticias, cuya publicación se hace en una plataforma digital a la que tienen acceso los medios de comunicación abonados a esa agencia, y de donde toman los contenidos que desean para publicar en su medio.

3. Comunicación corporativa

Todas las empresas, especialmente las grandes, necesitan comunicar lo que hacen. Forma parte de la lógica del mercado: si nadie sabe lo que hago, ¿cómo comprarán mi producto? ¿Cómo hablarán de mí? Es necesario aclarar una cuestión: la comunicación corporativa no es marketing, no es publicidad, pero es un camino a medias entre eso y el periodismo. El periodista corporativo lo que hace es transmitir a los medios las cosas que hace la empresa para la que trabaja. Y, obviamente, siempre hablará bien de ella. Desde el momento en que el periodismo es comunicar e informar, un periodista corporativo está haciendo periodismo, pero su trabajo se ciñe exclusivamente a las actividades de una empresa en concreto. Es el portavoz de la empresa, el que anuncia a los medios lo que la empresa quiere contar al mundo… a través de los medios. Los periodistas de los medios tratarán de sacar más información, por lo que la tarea del periodista corporativo se centrará en saber qué tiene que contar, qué no debe contar y qué facilidades (o no) da a los medios sobre su empresa.

4. Freelance

La crisis ha popularizado este modelo, aunque no es exclusivo de esta era. El periodista freelance trabaja por su cuenta y se comporta exactamente igual que una agencia: cubre eventos o actos, realiza fotografías, reportajes o vídeos, escribe noticias, hace entrevistas… y luego lo vende a los medios de comunicación, quienes publican esos contenidos. Tú eres tu agencia, tú decides qué haces y tú eres tu jefe. Pero también tú eres quien se encarga de toda la logística necesaria para hacer el trabajo (debes comprar tus equipos – ordenadores, móviles, cámaras… -, debes pagarte los viajes, debes pagarte la comida y alojamiento, debes buscar seguridad, conductores o traductores en zonas complicadas…). Y es que la mayoría de los periodistas freelance lo son en “internacional”: cubren guerras, conflictos, catástrofes humanitarias o naturales, etc. No es muy frecuente que haya periodistas freelance cubriendo información parlamentaria (es un tema demasiado estratégico como para dejarlo en manos “de cualquiera”) o cubriendo deportes, presentaciones de productos o cultura, por ejemplo. Los grandes medios y las agencias ya tienen sus propios periodistas en plantilla para cubrir esos temas, pero (y volvemos a la crisis) en los últimos años han recortado el presupuesto para enviar periodistas a zonas de conflicto, a lo que se une la dificultad para trabajar en esos lugares debido a las escasas o nulas garantías de seguridad para los enviados. De ahí que muchos periodistas hayan visto en estos sucesos un tema que los grandes medios no tratan por su cuenta, pero que están dispuestos a publicar si lo cubre un tercero. Para el medio es infinitamente más seguro y barato comprar piezas hechas por un freelance que enviar a un periodista a la zona. Pero, por otra parte, a menudo los medios no pagan a los freelance un precio justo por las informaciones que producen, habida cuenta de que ellos se tienen que costear una logística cara y están en constante peligro (lo que no se paga con dinero, pero que al menos jugarte el pellejo te sirva de algo, ¿no?).

5. Nuevas profesiones

La tecnología ha traído consigo nuevas profesiones que han sido, en parte, copadas por periodistas por la propia naturaleza que tienen. El Community Management es una de ellas, y consiste en gestionar las redes sociales de empresas, organismos e instituciones. Si te fijas, lo que hacen las empresas en Twitter o Facebook es comunicar, y esa es la especialidad del periodista. Es cierto que el objetivo final en muchos casos es terminar vendiendo un producto, pero en cualquier caso lo que buscan las empresas es fidelizar clientes y crear seguidores. El community manager es un periodista corporativo en la era digital.

Hay otros perfiles relacionados con las nuevas tecnologías, como los profesionales especializados en SEO. El SEO (Search Engine Optimization) es el posicionamiento en buscadores, y es una disciplina que busca optimizar webs y contenidos de las webs para que aparezcan en mejores puestos de los resultados de búsquedas en Google, Bing, Yahoo, etc. Existen una serie de técnicas de redacción de textos que pueden ayudar a mejorar la posición en la que sale nuestra web en un buscador, y allí donde haya necesidad de un redactor… habrá necesidad de un periodista. Si consigues conocer a fondo el funcionamiento de Google y aprendes a aplicar ese conocimiento a los textos que escribas, podrás estar al frente de las estrategias de publicación de contenidos de empresas, medios de comunicación e instituciones en Internet.

6. Marketing digital

El marketing no es periodismo, pero muchos periodistas complementan su formación en comunicación con estudios específicos de marketing, especialmente digital. Y es que si el marketing comunica la existencia de un producto para que la gente pueda comprarlo… nadie mejor que un periodista para comunicar, ¿verdad? Será salirte del camino original del periodismo, pero es una vía interesante en esta época y uno de los perfiles más demandados por las empresas. Además, en algunas compañías el departamento de marketing hace las veces del departamento de comunicación corporativa, gestiona redes sociales, blogs de empresa… Como depende de cada empresa, si tienes formación adicional en marketing digital podrás acceder a estos puestos de trabajo y estar haciendo tareas más o menos relacionadas con el periodismo, pero en cualquier caso relacionadas con la comunicación.

7. Cámara, montaje, fotógrafo…

Los periodistas no siempre trabajan solos, aunque cada vez sea más frecuente. A menudo van acompañados de un cámara, un fotógrafo… Si te gusta comunicar en cualquier formato, conocer la forma de hacer fotografías o tener formación de cámara de televisión podrá ser útil para que puedas acceder a otros perfiles que también están presentes en los medios de comunicación. Aunque en la carrera darás nociones básicas, existen academias específicas para aprender estas profesiones, donde te enseñarán a hacer encuadres, utilizar las cámaras, aprender a jugar con la luz, los diferentes planos, etc. Asimismo, también podrás aprender realización de televisión, sonido (para ser técnico de sonido en la radio, por ejemplo), a ser regidor de televisión (la persona que actúa de puente entre el público y los participantes en el programa), etc. Hay muchos perfiles que no están exactamente relacionados con el periodismo (entendido como cobertura, contextualización y publicación o difusión de información), pero sí con los medios de comunicación. Para algunos de estos perfiles, no obstante, la carrera de Comunicación Audiovisual puede que sea más específica, aunque es “hermana” de periodismo y ambas comparten algunas partes del temario.

8. Guionista

La televisión, la radio o las series y películas se realizan siempre bajo un guion, una hoja de ruta que indica al detalle qué debe suceder en cada momento. Si bien esta profesión está, al igual que las del punto 7, con la carrera de Comunicación Audiovisual, es cierto que existen cursos específicos para aprender a ser guionista. De nuevo, un guion comunica cosas al público, aunque sea a través de productos de ficción. No desdeñes la oportunidad si lo que te gusta es comunicar y no sólo informar.

9. Oposiciones

Tener la carrera de periodismo te servirá para acceder a oposiciones en las que únicamente se requiere un título universitario. Es una opción a valorar si deseas conseguir un trabajo de funcionario. No obstante, hay oposiciones específicas para periodistas, ya que todos los organismos públicos tienen departamento de prensa y comunicación: ayuntamientos, ministerios, fuerzas y cuerpos de seguridad, empresas públicas… Es otra opción interesante, y con el añadido de la seguridad y estabilidad que da ser funcionario público, aunque la oferta de plazas específicas para comunicación no es muy elevada y la oferta general de plazas depende de muchos factores. Además, es una carrera de largo plazo (te puede llevar de 2 a 5 años, aunque dependerá de cuántas horas dediques al estudio, el número de plazas, etc.), pero la recompensa es para toda la vida.

10. Comunicación política

Similar a la corporativa, pero en este caso no vendes productos o servicios… sino ideologías. Los partidos políticos están llenos de periodistas que trabajan cada día por conseguir colar en los medios lo que los políticos quieren dar a conocer a la opinión pública. Como periodista de un partido, tu labor es estar en contacto con los medios para darles lo que soliciten (notas de prensa, acceso a políticos de tu partido, etc.) y tratar de que publiquen lo que le interesa a tu partido. Además, la mayoría de los políticos de cada partido tienen su propio jefe de prensa, por no hablar de los ministros, alcaldes, etc. Cada político tiene detrás a su propio periodista, así que hay muchísimos puestos de trabajo a cubrir por periodistas. La forma de entrar en estos entes suele ser afiliarse al partido y conseguir moverse una vez dentro, ya que no es frecuente que publiquen ofertas de empleo en Infojobs… Valora si te interesa. Del mismo modo, muchas estrellas (actores, cantantes, artistas…) también tienen jefe de prensa, pero no será sencillo entrar en ese mundo si no te relacionas antes con gente que te pueda ayudar.

Seguramente existirán muchas más salidas profesionales para la carrera de periodismo. Son estudios muy versátiles que sobre todo enseñan a comunicar, así que allí donde sea necesario alguien capaz de comunicar será necesario un periodista.

Si te convence y decides adentrarte en esta aventura, ten claro que será apasionante e interesante, pero también incierto, complicado y a veces frustrante. Si te gusta la seguridad plena de un empleo fijo y bien remunerado para toda tu vida, tal vez el periodismo no sea tu opción, ya que en esta profesión cambiarás de trabajo muchas veces, sufrirás dificultades si tu medio pasa por una mala racha, a veces dedicarás muchas más horas de las que tenías planteado en un principio (las noticias no tienen día y hora: surgen cuando surgen, sin importar si es sábado o domingo, festivo, está naciendo tu hijo o es agosto y quieres estar en la playa), pasarás horas esperando (a que hablen contigo, a que sea tu turno de preguntar, a que llegue tu entrevistado, a que comience un acto…)… Pero seguro que al final le coges cariño y te das cuenta de que si realmente estabas hecho para esto, todos esos inconvenientes son accesorios y pierden su valor.

¡Adelante!

Si te puedo ayudar en algo, ¡contacta conmigo y hablamos!

Especialista en Comunicación Digital, Diseño Web y Social Media. Periodista. Emprendedor digital. Llevo 15 de mis 27 años en Internet.

Recibe contenidos exclusivos para suscriptores

Suscríbete y recibe mis artículos semanales y contenido exclusivo para suscriptores. Y llévate de regalo mi eBook "Las 100 claves para escribir en Internet".

Recibe contenidos exclusivos para suscriptores

Suscríbete y recibe mis artículos semanales y contenido exclusivo para suscriptores. Y llévate de regalo mi eBook "Las 100 claves para escribir en Internet".

¿Quieres triunfar escribiendo en Internet?

Suscríbete y recibe mis artículos semanales y contenido exclusivo para suscriptores. Y llévate de regalo mi eBook "Las 100 claves para escribir en Internet".