La guerra de Google y la Unión Europea

Google ha conseguido ser tan poderoso en Internet y el mundo digital que se ha enemistado con la Unión Europea, que le acusa de abuso de la posición dominante. Pero si abusa, por algo será.

¿Qué sucede cuando no comprendes los cambios o no quieres comprenderlos? Pues eso: que entras en guerra con ciertos actores. Es lo que le ha pasado a la Unión Europea con Google. Y es un absurdo impropio de esta era, como tantas otras cosas que estamos viendo últimamente desde los políticos hacia las empresas tecnológicas.

Resulta que la UE considera que cuando hacemos una búsqueda de productos para comprar, Google abusa de su posición y otorga mayor relevancia a los resultados de Google Shopping, lo que perjudica a otros actores digitales. Perfecto e incluso cierto.

Google, por su parte, se defiende alegando que ellos simplemente muestran a los usuarios los resultados más relevantes para cada búsqueda y que, no obstante, sólo un pequeño porcentaje utiliza Google para acceder a compras: la mayoría entra directamente, incluso vía app, a la tienda en cuestión, por lo que los resultados que muestran en las búsquedas no tienen el poder de perjudicar a pequeños comerciantes que luchan por destacar en la jungla digital. Me vale.

¿Quién tiene razón? Yo creo que los dos. Por un lado, es cierto que Google tiene el poder de decidir quién aparece bien y quién no en sus búsquedas (un simple cambio de algoritmo modifica las normas del juego y puede perjudicar a cualquier web que se precie). Por otro lado, ¿acaso Google no puede hacer con su negocio lo que considere oportuno? Dentro de unas normas, evidentemente.

Seguimos mirando a Google como una ONG, cuando en realidad es un negocio. Hasta que no tengamos claro que la labor de Google no es erigirse en árbitro de la Red seguiremos acusándole de chorradas. En Internet existe competencia, hay centenares de buscadores que pueden ofrecer otros resultados. Que Google sea, de lejos, el más utilizado sólo responde a una lógica: la del mercado. Si la gente escoge Google es porque Google les ofrece lo que buscan. Ni más ni menos. Y no vale pensar en que “es lo único que conocen”, porque sería seguir tratando a la gente como a un rebaño inculto que sigue a la masa.

Es cierto que al buscar productos te ofrecen resultados de Google Shopping. Pero hay que recordar qué es Google Shopping: es un sub-buscador como Google Flights, Google Imágenes, Google Scholar… Lanzado en beta en 2003 como “Froogle” y renombrado en 2007 (año del lanzamiento oficial), es su mismo motor de búsqueda pero restringiendo resultados a una temática concreta. Es Google, no es otra cosa. El asunto está en el funcionamiento de Google Shopping: muestra el mismo producto en diferentes tiendas y con diferentes precios, por lo que actúa como una plataforma para comparar. Y esas plataformas son las que se han quejado de la irrelevancia a las que las somete Google en las búsquedas. También tienen razón.

Está muy bien que la Unión Europea vele por la liberad de mercado y la libre competencia, faltaría más. Pero por el camino estamos olvidando la realidad del mundo digital y estamos otorgando a algunos actores competencias que no les pertenecen y restándoles libertades que forman parte del negocio. Al igual que una tienda puede decidir qué productos coloca en el escaparate basándose en los criterios que estime oportunos, Google puede mostrar primero los resultados que considere más relevantes, nos parezca justo o no. Porque cuando hacemos una búsqueda, las páginas de resultados (y concretamente la parte superior) no son sino el escaparate de los productos que ofrece Google a sus clientes.

Esto es un negocio. Empecemos a asumirlo y a actuar en consecuencia.

Especialista en Comunicación Digital, Diseño Web y Social Media. Periodista. Emprendedor digital. Llevo 15 de mis 27 años en Internet.

Recibe contenidos exclusivos para suscriptores

Suscríbete y recibe mis artículos semanales y contenido exclusivo para suscriptores. Y llévate de regalo mi eBook "Las 100 claves para escribir en Internet".

Recibe contenidos exclusivos para suscriptores

Suscríbete y recibe mis artículos semanales y contenido exclusivo para suscriptores. Y llévate de regalo mi eBook "Las 100 claves para escribir en Internet".

¿Quieres triunfar escribiendo en Internet?

Suscríbete y recibe mis artículos semanales y contenido exclusivo para suscriptores. Y llévate de regalo mi eBook "Las 100 claves para escribir en Internet".